Decorando un salón nórdico

Decoración nórdica para tu salón

Un estilo que arrasa

El estilo nórdico apareció en países como Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia a mediados del siglo XX. Ahora, cada vez son más los hogares españoles que imitan sus claves. Esta tendencia, también conocida como escandinava, arrasa entre los que aman la decoración y ya es todo un referente en el mundo del interiorismo.

¿Crees que en tu casa no funciona este estilo? A partir de ahora cambiarás de idea porque en Hogar Dulce Hogar te damos las claves de esta decoración para que puedas adaptarla a tu hogar. Toma nota porque conseguirás espacios limpios, luminosos y funcionales. ¡Empezamos por el salón!

Un espacio nórdico y muy natural.salón nórdico

Para el salón (y para el resto de la casa) siempre apuestan por materiales naturales, principalmente la madera y en sus tonalidades más claras. Además de aprovecharla en suelos y muebles, los objetos decorativos que seleccionan también se inspiran en esta idea. ¿Qué consiguen? Ambientes luminosos y cargados de vitalidad.

Elección de colores.

Blanco, negro y gris son los principales colores de la decoración nórdica. Para contrarestar, añaden toques de color en los elementos decorativos: cojines, cortinas, alfombras…Y aunque parezca demasiado atrevido,  ¡no les asustan los tonos fluor!

Sencillez nórdica.

Los muebles destacan por sus líneas ligeras  y puras. Con pocos obstáculos en casa, los nórdicos son amantes del menos es más. Pero, lejos de lo que pueda parecer, no consiguen espacios fríos y aburridos. Por eso nos gusta tanto esta filosofía.

Iluminación en tu salón.Decoración nórdica

No es casualidad que ellos, teniendo menos horas de luz durante el día, sepan como aprovecharla al máximo. Es imprescindible aprender a usar este elemento para mejorar la sensación de confort en casa. Todo un acierto el de repartir iluminación por distintos rincones del salón.

Nos apuntamos una idea que nos encanta. ¿Qué te parece añadir guirnaldas de luces? Las encontrarás en cualquier tienda de decoración o centro de bricolaje. Puedes repartirlas por estanterías, colgarlas por las ventanas…¡Te encantará encenderlas!

La deco más nórdica

Con el tiempo, el estilo escandinavo ha ido mezcándose con toques vintage, industriales o incluso románticos. El resultado es perfecto. Algunas de las claves que más se repiten son:

  • La mezcla de mobiliario. No les importa que cada pieza sea de un estilo distinto.
  • Estampados geométricos coloridos para los tejidos.
  • Elementos que recuerdan a los animales (como pieles sintéticas para cubrir sofás o sillas).
  • Juego de cuadros o posters en las paredes con mensajes o elementos abstractos.
  • Muebles reciclados. Tu mobiliario no tiene porque ser nuevo así que es el momento de dar una segunda vida a esos muebles que se han quedado obsoletos.

Y tu salón…

Porque ahora sí ha llegado el momento de aplicar estos sencillos tips de decoración en tu casa.  Además, ya sabes que nos encanta ver los resultados así que esperamos ilusionados vuestras imágenes en Hogar Dulce Hogar. ¡Seguro que lográis un salón nórdico mágico!