Murales para paredes infantiles

Muchas veces nos olvidamos de lo que puede cambiar una habitación si decoramos sus paredes. Os proponemos una sencilla forma de cambiar el aspecto de las habitaciones con murales para paredes infantiles.

Ahora que la vuelta al cole está en pleno auge, ¿por qué no hacerla más divertida? Redecora la habitación con pequeños proyectos que cambiarán su aspecto y harán que parezca otra. Apuesta por los murales para paredes infantiles.

Un mural es una imagen que se dibuja sobre la pared. Se puede artesanalmente aunque también existen en el mercado muchos modelos adhesivos para que sólo tengas que pegar el mural dónde más te guste. Hoy recopilamos algunas ideas para que tu mural sea único. ¿Con cuál de estos murales para paredes infantiles te quedas?

Si quieres algo que no llame demasiado la atención, escoge un mural de tonos claros, con una silueta sencilla, tranquila y relajante, como el que nos propone Dijous.

 

murales paredes infantiles_dijous

 

Los murales también se pueden llenar de energía si los escoges con colores vivos e intensos.  Los límites los pones tú. En la habitación infantil puedes salirte de la norma y dejar volar la imaginación.

murales paredes infantiles color

 

Si los niños son un poco más grandes, los murales para paredes infantiles también les pueden servir para aprender. ¿Qué os parece esta propuesta?  Así ellos pueden repasar las clases de geografía, marcar los sitios en los que han estado y aquellos lugares que querrían descubrir.

murales paredes infantiles_mapamundi

 

Enséñales a querer los animales dejando que entren a su habitación, en su particular universo. Esta giraja y este elefante parece que sean de verdad.  ¿Y si se escapan de la pared?

murales paredes animales

 

Para que nadie dude de quién duerme en la habitación, personaliza el mural con su nombre, con la fecha de aniversario o con alguna frase que tenga un significado especial para el pequeño de la casa.

murales paredes infantiles_nombre

 

Y nuestra última propuesta: escribe un fragmento de su cuento preferido. Ese que te pide cada noche antes de ir a dormir. Seguro que le gusta ver que en la pared también puedo leerlo.

murales paredes infantiles cuento

Si te atreves a realizar tú mismo el mural, antes debes asegurarte de que has encontrado la ubicación. A continuación, traza la silueta en la pared con un lápiz. Lo mejor es que uses pinturas acríclicas, ya que son suficientemente espesas. Y, por último, repasa los bordes si quieres, con un pincel.

Esperemos que os hayan gustado estas ideas. Encontraréis más, como siempre, en nuestras redes sociales.

Enlace 1 | 2 | 3