Ideas para el Día de la Madre : Prepara una comida especial.

El primer domingo de mayo, o lo que es lo mismo, el próximo día 4, celebramos el Día de la Madre. Aunque en Hogar Dulce Hogar pensamos que todos y cada uno de los los días son especiales si están ellas, nuestras madres,  también nos encanta celebrar este día de una forma especial. Y por eso, no hay nada mejor que preparar un plan que sea inolvidable.

Este año os queremos proponer algo distinto. Porque un plan perfecto no tiene porqué ser caro ni difícil de preparar.  ¿Qué os parece organizar una comida en casa en la que ella sea la perfecta invitada? Vestir la mesa, escoger la cubertería adecuada, preparar el menú preferido de mamá…Tenemos tiempo suficiente para ultimar hast el último detalle. Todo vale para sorprenderla y conseguir que ese día sea realmente mágico.

Ideas para el Día de la MadreEn clave chic.

Si quieres una mesa elegante y muy femenina, escoge una vajilla de cristal reluciente. Para esta propuesta, os animamos a que llenéis la mesa de pétalos rosas o blancos. Prueba a  dejarlos incluso en el plato de cada comensal. Con los vasos pequeños de cristal (como los de los yogures) puedes hacer originales portavelas. Tan sencillo como introducir en su interior una vela de té.

Sorprenderás si… los pétalos que escojas son, casualmente, de las flores preferidas de tu madre. ¡Un detalle inolvidable!

 

Muy rústico.Ideas para el Día de la Madre

¿Te apetece una comida al aire libre? ¿Por qué no un picnic? Consigue una mesa campestre con elementos decorativos cuyos materiales sean muy naturales. Posavasos de madera, cestas de mimbre, manteles de telas de saco…La combinación perfecta para un menú con sabor a campo.

Sorprenderás si…le escribes a tu madre unas palabras bonitas. ¡Déjaselas en el plato para que sea lo primero que vea!

Ideas para el Día de la MadreA todo color.

Si te gustan las mesas alegres y animadas, esta es la opción que más va contigo. Escoge un grupo de colores vivos y combínalos entre ellos. Para no saturar la mesa con tanto colorido, quédate como mucho tres tonos. Por ejemplo, blanco, lila y rosa.

Prueba a unir la cubertería de cada invitado con lazos de tela de colores.

Sorprenderás si… compras golosinas muy dulces y las dejas en la mesa, para completar la decoración. Casualmente, serán las que te compraba tu madre en la infancia;)

 

¿Y tú? ¿Cómo vas a celebrar el Día de la Madre? ¿Con qué propuesta te quedas? Sorpréndela con una riquísima comida y una mesa decorada a la altura del día. No te quedes sin ideas para el día de la madre. Y es que ¡se merece esto y mucho más!