Frutas para una guirnalda de verano

Empezamos la semana con una nueva manualidad para los más pequeños de la casa. Y además, lo hacemos con una idea muy fácil y divertida, en la que además, aprenderán a valorar las frutas. Hoy en Hogar Dulce Hogar, preparamos una guirnalda de verano.

Materiales

  • Cartulinas de colores: rojo, naranja, verde y amarillo.
  • Un lápiz
  • Un rotulador negro
  • Tijeras
  • Cola de barra
  • Pinzas de ropa  pequeña
  • Una cinta
  • Perforadora de Papel

¿Cómo lo hacemos?

  1. En primer lugar, descárgate la plantilla de frutas que puedes encontrar aquí. Los niños también pueden dibujarlas a su manera. ¡Que ellos escojan!
  2. Con la perforadora de papel, haz pequeños topitos. Serán las pepitas que luego pintaremos y engancharemos a la sandía.
  3. Pega todas las partes que son de color verde a cada fruta.
  4. En las fresas, pinta con el rotulador pequeños puntitos, como si fueran las semillas.

 

guirnalda de verano_3

guirnalda de verano_2

guirnalda de verano_4

¡Ya tienes las piezas de la guirnalda de verano listas! Ahora sólo tienes que preparar la forma de colgarla.

  1. Escoge una cinta. Si es de colores será más divertida. Recorta la longitud que necesitas en función del lugar en el que quieras situarla.
  2. Por último, con las pequeñas pinzas, cuelga cada fruta a la cuerda.

guirnalda de verano_1

Y de esta forma, ya podréis disfrutar de una colorida guirnalda de verano. Puede quedar bien en la cocina, para que además les recuerden lo importante que es comer fruta, y también en el balcón, la terraza o el jardín. Sobre todo ahora que en verano se come más en estas estancias de la casa y se organizan fiestas al aire libre. Recuerda que puedes encontrar más ideas creativas aquí. Esperamos que os haya gustado esta manualidad y que los pequeños disfruten con su guirnalda de frutas para el verano.

Via